El número 10

 

EXPERIENCIA PERSONAL

Mi carrera inició en la cantera de un equipo de principiantes donde me resultaba natural colocarme en el medio campo y de delantero. A 13 años voy a jugar a Bologna y hago experiencia en segunda línea, esperando el momento de jugar en mi rol de tresquartista, posición estupenda porque me permitía de estar siempre en el vivo del juego, iniciar la acción, mandar en gol a mis compañeros o ir yo directamente en puerta, la cosa más divertida era ser importante para el equipo, en pocas palabras el jugador que hacia la diferencia.

mancini-bologna

A 16 años debuté en primera división. Desafortunadamente el Bologna no era un grande equipo, por eso el entrenador Burgnich decide de hacerme jugar muy a pesar suyo y mío como delantero puro. Estaba la clasifica, estaban los equilibrios, estaba el hecho que también hacia goles, llegué a hacer 9 goles, pero el Bologna retrocede y me compra la Sampdoria. El año siguiente mi deseo fijo era que finalmente habría podido jugar en mi rol ósea de tresquartista.

mancini-samp

Inicia la temporada y mi sueño viene quebrado por el nuevo entrenador en el momento en el cual  le comuniqué cuales eran mis expectativas, se levanta y se va, y allí termina mi sueño antes de comenzar. Hoy que no soy más un jugador soy muy feliz de mi carrera de delantero, pero pienso que hubiera sido mejor si hubiera jugado en mi rol natural de tresquartista. Digo esto porque lamentablemente un jugador con estas características debe ser afortunado a encontrar un cierto tipo de equipo, pero sobre todo un entrenador que sepa también modificar su tipo de juego.

CONCLUSION

Yo entiendo y es justo que un equipo tenga un juego organizado y tenga equilibrio, pero pienso que hay siempre necesidad de estos grandes jugadores que:

  • hacen la diferencia en muchos partidos;
  • se toman la responsabilidad cuando las cosas en campo y fuera no vayan bien;
  • son de ayuda a los compañeros menos dotados técnicamente;
  • ayudan también al entrenador cuando el equipo no funciona y durante el año esto puede suceder;
  • hacen divertir al público, quizás a veces cumpliendo gestos técnicos extraordinarios que podrían causar molestia al entrenador.

 

Roberto Mancini tesi de fin de estudios del curso master 2000/2001

Please, enter your name
Please, enter your e-mail address Mail address is not not valid
Please, enter your message